MENU

Language

  • English
  • Français
  • Español
  • 简体中文

Show contents for

Sobre la no siempre fácil tarea de incorporar gente joven al campo

Relevo generacional en Agricultura

La crisis económica de los últimos años ha propiciado que algunos jóvenes miren con buenos ojos el sector agroalimentario como una oportunidad laboral. Sin embargo, ser agricultor o ganadero hoy día no es tan fácil como pueda parecer.

Para ser empresario agrario lo primero que hay que tener es acceso a la tierra, es decir, fincas donde producir, las cuales se pueden conseguir mediante compra o arriendo. Posteriormente, hace falta llevar a cabo una considerable inversión y financiación para contar con las herramientas (maquinaria) o infraestructuras (granjas, regadío, etc) necesarias. 

Asimismo, una explotación agraria no suele empezar a ser rentable hasta dos o tres años después de iniciar su actividad (siempre que la cosecha y los mercados vayan bien), por lo que es imprescindible contar con un plan de negocio y disponer de una mínima capacidad empresarial. 

En este sentido, quienes conocen el sector agroalimentario recomiendan que quien se inicie en esta profesión, que lo haga con la idea de quedarse, ya que ser agricultor es ser empresario, y antes de ponerse a producir hay que hacer muy bien los números  para saber qué voy a hacer, qué inversión preciso, dónde lo voy a vender y qué rentabilidad voy a obtener a medio y largo plazo.

Conoce más en el siguiente enlace.